La Audacia de ser Creador
Artes Visuales Música Paréntesis

La Audacia de ser Creador

Luiz Simoes es un artista brasileño que divide su trabajo entre Río de Janeiro y Barcelona. Si se tuviera que hablar de una disciplina en la que ejerce Luiz es el arte visual: pintura, escultura, performance, vídeo. Sin embargo, la búsqueda del artista viene desde las entrañas y no reconoce soporte ni técnica. Esto lo llevó a materializar un sueño que llevaba años desde su germinación: hacer algo que no esperasen de él y que él mismo no se considera preparado para hacer, cuestionando así la necesidad que tenemos de clasificar y etiquetar.

Basuróphonos Basso, Mezzo y da Gamba

Música para 18 cosas es un concierto donde trece músicos (más Luiz) en escena interpretan objetos construidos de forma artesana por Luiz Simoes, quien es además el compositor de la obra en su entereza. Luiz ha compuesto la música a oído y de manera intuitiva, mientras que Octavio Beltrán, percusionista mexicano, apoyó en la transcripción de las piezas a partituras legibles por el resto de la orquesta.

Cinco movimientos en la sinfonía acompañaron a espectadores mientras su imaginación se endulzaba con la duda y la intriga que ocasiona este tipo de obra. Cada cosa sobre el escenario era capaz de captar la atención y envolver la curiosidad con coloridas interpretaciones: había instrumentos que claramente estaban construidos para asemejar otros clásicos como el chelo, la viola, el contrabajo. Al mismo tiempo los había que habían nacido para complacer el deseo de un sonido específico: como el “tormentophone”, que buscaba aludir sobre el tormento de tener más y más preguntas.

Fotografía de Nidia Beltrán para Sombra Emergente

La obra es un aperitivo conceptual desde cualquier punto de vista. La más reciente puesta en escena fue en el auditorio de Fundació Joan Miró, que en sí es un recinto que despierta el espíritu creativo y artista que todos llevamos dentro. Es justamente esto lo que pudo presenciar el público: la audacia de un creador con trayectoria como lo es Luiz Simoes sin miedo a explorar territorios desconocidos, sobre los fundamentos de la cooperación y la complicidad de otros artistas.

En una charla post obra, Luiz nos platicó de sus deseos de tocar el contrabajo, de su pasión a la música y a grandes como Bill Evans y Steve Reich. Ahí posiciona el momento en que nació una idea que fue cobrando vida lentamente muy en el interior de su búsqueda artística.

Los artistas intérpretes en esta función fueron:

Ernesto Vargas / Iago Rodríguez – Basuróphonos basso
Marta Pons / Ivan Lorenzana – Basuróphonos mezzo
Mar Medinyà / Eloi Olivencia – Basuróphonos da gamba
Marta Bellés / Venus Villa – Tubóphonos basso y barítono
Diego Caicedo – Violoca
Octavio Beltrán – Vidriáphono
Ilona Schneider – Voz
Oscar Duran – Maracalata
Lucía Fumero – Cutrecordio
Luiz Simoes – La Rueda, Tormentophone, mi corazón, el martillo y voz

El concierto se realizó al margen de la exposición ¿Arte Sonoro?, que expone obras para plantear una relación sonido – objeto, y cómo estos conviven constantemente en el mundo de la creación principalmente a finales del siglo XIX y durante el siglo XX. La exposición está abierta al público con costo de 7€ con las entradas disponibles online.

Imágenes cortesía del artista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *