Hikuri: Espíritu, tierra y cuerpo
Artes Escénicas Danza Entrevistas

Hikuri: Espíritu, tierra y cuerpo

Hasta hace un par de años el free style y el hip hop tomaban como escenarios las calles. Actualmente estas expresiones se han ido integrando a la danza contemporánea. Hikuri es el nombre del colectivo de arte local que fusiona los bailes urbanos y otras técnicas de expresión corporal para presentar un estilo característico y lograr trasmitir por medio del cuerpo un mensaje relevante a los espectadores.

Jairo Heli es uno de los fundadores del proyecto y actualmente funge como asesor del grupo al lado de Betsaida Pardo (producción general). El cuerpo dancístico está conformado por: Diana Espinoza (comunicación y medios), Fernando Gómez “Sppace”, Shalli Salamán, Natalia Zárate, Fernanda Romo, Luis Gallegos “Posh”, Pedro Díaz, Mariel Ruelas, Belén Aldana y Betto Mendoza (director artístico).

Hace un par de días nos reunimos en GDLab para platicar con ellos y esto fue lo que nos compartieron.

Sombra Emergente: Hikuri… ¿Platíquenme del nombre, cómo surge la idea de llamarse así?

Jairo Heli: Es nuestra ideología. Queremos que nuestro formato tuviera algo muy de origen y que nuestros temas dentro de la danza urbana tuvieran una temática que nosotros comprendiéramos, no una temática de un francés o un norteamericano […] nosotros tenemos nuestro propio, contexto sociopolítico, cultural, económico. Y es esto lo que finalmente nos acerca a que ocupemos la palabra hikuri que es una palabra sagrada, muy poderosa para los pueblos wixárikas y es una planta sagrada para los pueblos de América […].

Dijimos vamos a retomar una palabra desde una raíz muy profunda que tenga que ver con una filosofía originaria y con una filosofía de paz y de concordia y finalmente hikuri refiere eso, es el enlace de lo terrenal con lo divino y creo que eso es lo que hacemos nosotros, la danza, el teatro, la música es eso.

Finalmente hikuri refiere eso, es el enlace de lo terrenal con lo divino y creo que eso es lo que hacemos nosotros, la danza, el teatro, la música es eso.

Jairo Heli

SE: ¿Cómo surge el colectivo?

Jairo Heli: El colectivo inició en una charla que  tuvimos con un artista japonés que se llama Taketo Kobayashi y hablábamos precisamente de las manifestaciones artísticas contemporáneas y urbanas a manera global. Esta plática que hicimos fue en torno a un proyecto que se genera en Denver Colorado, un programa nos reúne a algunos artistas del mundo y entonces nos conocemos y ahí es cuando Edwin Bandala y un servidor decidimos hacer un proyecto con bailarines urbanos. Específicamente, con temas que nos abordan desde la política hasta las redes sociales. Entonces se concreta ahí el proyecto del colectivo Hikuri, ya llegando a Guadalajara lo socializamos con Betsaida Pardo […] platicamos y acercamos a Betto Mendoza que ahora es el director artístico y en ese momento también a Melissa Morán otra artista tapatía y empezamos entonces a invitar diseñadores de vestuario, a artistas, a bailarines jóvenes y es como se concreta.

Seis

Betto Mendoza: En un inicio la compañía se llamaba Hikuri Urban Dance, fue más para ver a quién le interesaba porque realmente en un inicio lo que buscábamos era jalar gente urbana, artistas urbanos. Pero empezamos a mutar comenzamos a montar algo más contemporáneo, empezamos a tener más exigencias: llevar clases de ballet, de contemporáneo; ya no solo van a salir a bailar a las calles, tienen que entrenarse, tienen que leer.

Entonces fue cuando la compañía se empezó a depurar y se consolidó este grupo.

SE: Estas exigencias sugieren que tienen una preocupación por la calidad técnica…

Betto Mendoza: Más que nada es buscar la profesionalización […] lo que se busca simplemente es agregar herramientas al artista para que sea más sencillo comunicar, y cuidar nuestro cuerpo para que siempre esté listo.

Betsaida Pardo: Para ampliar el lenguaje corporal, si de repente hay que saltar, que técnicamente sepan cómo saltar y que no caigan y se vayan a lastimar.

Jairo Heli: Desde luego teníamos que involucrarlos en la danza, en el ballet, en el jazz, en el contemporáneo, en el teatro físico, en otro métodos y herramientas […] finalmente todo esto repercute en que vayamos, más que a tener una perfección técnica, a entendernos muy bien como artistas, como humanos.

SE: ¿Hablando del estilo, dirían que el hip hop impera en sus piezas?

Betto Mendoza: No, realmente se busca un balance, cuando montamos una obra no pensamos en que estilo la vamos a hacer […] muchos somos urbanos, pero hay gente que ha hecho ballet todo el tiempo o a hecho contemporáneo o ha zapateado nada más, entonces lo que buscamos es homogenizar los estilos y a partir de eso buscar un lenguaje propio.

Betsaida Pardo: Es como una exploración de movimiento, cada obra es difícil catalogarla en un estilo de danza, el movimiento es una propuesta que surge del creador en su momento pero con muchas herramientas que tiene justo por el entrenamiento que lleva.

Balam: el último guerrero jaguar

SE: Acerca de los contenidos de las piezas…

Betto Mendoza: Iniciamos con una obra que se llama Seis, es una historia que habla sobre nuestra sociedad, la política, cómo nos vamos desenvolviendo en nuestro contexto, empezamos a hablar de corrupción, de la doble moral que tiene el mexicano, hablamos del desamor también; nos gusta tocar temas juveniles porque somos una compañía joven entonces realmente ese es nuestro objetivo, nuestro target, los jóvenes.

La siguiente obra se llama Balam, el último guerrero jaguar, que ya es una obra que busca más a los niños. Esta obra habla mucho sobre lo ecológico, sobre cuidar el agua, no tirar basura, los animales en peligro de extinción y busca mostrar también un poquito de la identidad mexicana. Se toca son jarocho, música prehispánica y creo que ahí vamos.

Balam tiene que realizar una encomienda que le manda Chaac, el dios de la lluvia, tiene que llevar la última esfera de agua de los cenotes sagrados a las tierras del norte para salvar al último ser vivo de las tierras del norte. El personaje antagónico es Ismo, que representa al capitalismo, a la contaminación y al consumismo. Con ayuda de los animales logra derrotar a este personaje y salvar al último ser vivo que resulta ser un árbol.

Betsaida Pardo: Y ese arbolito es uno que siempre llevamos a las funciones y lo plantamos a las escuelas que vamos.

Betto Mendoza: Es la reforestación Hikuri [risas].

SE: ¿Cuánto tiempo suelen invertir en la producción de una pieza?

Betsaida Pardo: Quizás ya en el montaje coreográfico solemos ser rápidos, pero para eso hay un proceso antes que si siempre nos lleva unos cuantos meses.

Jairo Heli: De todas las piezas no podemos hablar de cuánto tiempo […] creo que las piezas de los creativos traen una historia pero bastante amplia, de vida inclusive.

Betsaida Pardo: A veces nos lleva un poquito más de tiempo porque todo en Hikuri es original: tanto la idea como la música, que es creada especialmente para los espectáculos, siempre trabajamos con dos compositores.

SE: ¿Dónde han presentado estas obras?

Betsaida Pardo: Balam la presentamos en Papirolas el año pasado y ahorita hemos estado en colegios, vamos a estar en otra escuela para el día del niño y van surgiendo invitaciones.

Jairo Heli: Hemos estado en Mexquitic también, en festivales multidisciplinarios. Seis se ha presentado también en festivales locales para espacios públicos (Sucede) y la compañía tuvo la fortuna de que nos hayan dado espacio en un evento muy importante nacional que se llama Camp-in. También este año en abril tenemos un tour en Estados Unidos que están apoyando el Latino Cultural Arts Center, en la ciudad de Colorado […] y volvemos a tener presencia en Camp-in ahora con este formato de niños.

La mayoría de los integrantes de Hikuri son tapatíos, algunos cuantos pertenecen a otros estados. En el proceso que los ha llevado a consolidar este proyecto dancístico, la unidad que se ha generado entre ellos ha sido parte fundamental para su trabajo, pues mas que un colectivo se consideran una familia, una familia con un propósito y un medio para llevarlo a cabo.

Fotografías de Cecilia Godínez y Emmanuel Manny Moreno
 para Sombra Emergente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *