Para extender las alas y emprender el vuelo
Artes Escénicas Teatro

Para extender las alas y emprender el vuelo

Ánima Escénica se unió a la celebración del 4to aniversario de Foro Periplo, con la presentación de la obra Los cuervos no se peinan de Maribel Carrasco. La pieza dirigida por Luis Manuel Aguilar “El Mosco”, tuvo lugar el pasado sábado 19 de enero, como parte de la programación que el centro cultural ofreció para el festejo.

Dieron las 6 de la tarde y los más pequeños, que se encontraban en primera fila, esperaban ansiosos el inicio de la obra. Sobre el escenario ya se observaba la pequeña utilería que nos transportaba a una mañana otoñal, mientras una luz cenital de color azul apenas iluminaba el centro del foro.

Tras el anuncio de la tercera llamada, el trío de actores conformado por Karina Hurtado, Andrés David y Alberto Magaña ocupó el escenario. Llevaban puestos unos simpáticos atuendos de tenues tonos que oscilaban entre grises y azules. Tan pronto como tomaron a sus personajes, el sonido emitido con sus voces comenzó a sumergir a los espectadores en la historia, quienes se mostraron conmovidos a lo largo de los sesenta minutos posteriores.

Mediante el uso de la técnica actoral con títeres, alternaban funciones de papel dándole un dinamismo agradable a la obra. Los diversos elementos que conformaban la obra desde el aspecto sonoro hasta la exploración corporal que se mimetizaba con los personajes y objetos lograban mantener la atención de chicos y grandes.

La puesta en escena cuenta la historia de un cuervito llamado Emilio, que es criado por una mujer que lo acoge en su casa y lo educa como a un niño. Inevitablemente el pequeño cuervo sueña constantemente con emprender el vuelo pero las prohibiciones de su madre se lo impiden.

Los años transcurren y el día que decide ir a la escuela se tiene que enfrentar con el conflicto que implica ser distinto y haber sido criado como alguien que no es. La ficción expone de esta manera temas como la discriminación, la tolerancia, el acoso escolar y el valor de lo que nos caracteriza como seres individuales.

El tinte conmovedor y emocional lo termina de acentuar con aspectos como la empatía, el amor y la búsqueda de los sueños.

Nos invita a reflexionar acerca de que ser distinto no debe representar un obstáculo para lograr lo que queramos, que el mundo es maravilloso por ser de colores y que “todos alguna vez debemos intentar volar, ya sea con alas o con sueños”.

La noche concluyó con las palabras de Karina Hurtado quien dirigió unas palabras de agradecimiento a los integrantes de su equipo y expresó el gusto de haber sido invitados a participar en el evento.

Fotografías de Cecilia Godínez para Sombra Emergente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *