Mariposa: con las alas rotas
Artes Visuales Cine

Mariposa: con las alas rotas

Mariposa es un cortometraje que muestra la historia de una familia en duelo, pues uno de sus miembros —el hijo mayor— ha fallecido recientemente.

Mariposa 01.png

Este corto comienza cuando vemos a Sofi —la más pequeña de la familia— entablando una conversación con su difunto hermano en un cementerio. Pero, ¿qué hace diferente a Mariposa y por qué ha sido seleccionado en diversos festivales?

Y es que conforme avanza la trama, nos damos cuenta de que el hermano mayor de Sofi no solo falleció, sino que se suicidó. Ésta es la gran apuesta de la directora —Carolina Gudiño—, ¿qué pasa en la familia de una persona que comete suicidio?, ¿qué pasa con los que se quedan?, ¿cómo lo toman, cómo lo dialogan, cómo condiciona su día a día?

De esta manera, creo que la apuesta de Mariposa es valiosa y pertinente: ¿qué pasa con el suicidio en México?, ¿por qué sigue siendo un tabú? Más allá de las respuestas simplonas, creo que la manera en que este cortometraje lo aborda es muy íntima, cercana y cálida.

Mariposa 02

Sofi, al salir del cementerio, se encuentra una mariposa que tiene un ala rota, condición que le impide volar. Es por esto que Sofi decide adoptarla y llevarla a su casa para cuidarla y quererla. Es así que se establece una conexión (y una metáfora para el espectador) entre Sofi y la mariposa, ¿qué hacer con una mariposa que tiene las alas rotas?

Y es que esta pregunta es justo la que se plantea la madre de Sofi, quien se encuentra en medio de una crisis a causa del suicido de su hijo: ¿qué hizo mal?, ¿qué hubiera podido hacer mejor?, ¿cómo lidiar con eso?

Mariposa nos cuenta cómo la familia sobrelleva el duelo y nos muestra un íntimo desenlace. Para lograr esto, el corto se echa mano de la puesta en cámara, con planos cerrados que muestran constantemente el rostro de la madre y con la música que nos coloca en la misma atmósfera que ella: reflexiva, introspectiva, pensativa.

Mariposa 03

En la escena más íntima, desde mi punto de vista, la madre se espejea con Sofi y se perdona a sí misma (y a su hijo), se deshace de una carga que la atormenta y no la deja continuar con su vida. Creo que éste es uno de los grandes aportes del corto: la conexión madre-hija, el perdón, la importancia que tiene la familia en un proceso tan doloroso como éste y la disposición que tenemos como seres humanos para dialogar, para permitirnos sentir y para conectar con la otredad y la alteridad.

Al final, Mariposa plantea un montón de preguntas, pero quizá la más íntima de todas sea: ¿qué hacemos con las alas rotas?


¿Dónde se puede ver?

Mariposa se proyectará en la muestra de cortometrajes Platicando en corto, la cual se llevará a cabo este viernes 23 de noviembre en la Casa ITESO Clavigero, de 18:30 a 21:00 hrs.

Platicando en Corto


Para los que quieren más

  • Perfiles de Mariposa:

Facebook
Instagram

Un simple tejedor de chaquetas mentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *