Plástica y reflexión
Artes Visuales

Plástica y reflexión

Por: Edith Panduro

Será hasta el 18 de noviembre que la Galería Juan Soriano de la Casa de la Cultura Jalisciense, cobije dos exposiciones elaboradas por reconocidos artistas locales.

La propuesta evidente entre ambas obras es la reflexión, por un lado Insoportable sed, es el anzuelo artístico que lanza la reconocida artista emergente Michelle López a la ciudad de Guadalajara a manera de reflexión acerca del medio ambiente, el eje central de su obra es transmitir la sensación de sed y con ello, sembrar conciencia respecto a la necesidad de cuidar el agua. Con esto, la exposición a su vez habla, de la  necesidad de justicia, de respeto, de amor.

La curaduría estuvo a cargo de Sou Fortul. Insoportable sed (2018), se realizó bajo la técnica experimental con acrílico, óleo, esmalte en aerosol con pinceles y aire. Ocho piezas pictóricas completan la exposición, además de otros dos trabajos realizados por sus invitados Emmanuel Lagunes y Cinthya Pulido, quienes colaboraron con fotografías.

La  colorida colección utiliza múltiples símbolos como: corazones humanos, peces, el desierto, un teléfono sobre el mar, entre otros elementos más.  Corazón sediento de tu vibración, Sed de vivir otra vez después de morir contigo, Corre agua libre, En el desierto podrías nacer, son algunos títulos que se desprenden de la exposición. Frases del escritor argentino Ernesto Sabato y el poema Sed de ti del poeta chileno Pablo Neruda, componen parte de la exhibición.

Michelle López cierra con este concepto el trabajo que ha llevado durante varios años de la mano del arte urbano y proyecciones de arte multimedia en varios estados de la República como Tijuana, San Luis Potosí, Quintana Roo, Veracruz, Monterrey, Ciudad de México y Oaxaca.

Manifiesto y tianguis cultural

La segunda exposición “El arte no existe” de Javier Torres, es una exposición multidisciplinar en la que, a través de 35 piezas, se proyecta un claro manifiesto acerca de los paradigmas de legitimación del arte, así como, de los objetos artísticos, lo que la convierte en una clara crítica al arte institucionalizado.

En la sala principal de la Galería Juan Soriano, el artista Javier Torres utiliza frases como insignias que rezan:  “El arte ha muerto”, “El arte institucionalizado es un arte corrupto”, y “El arte no existe”. Expresiones repetidas, una video instalación, fotografías y pinturas, son el compuesto del “El arte no existe”.

Para el artista la exposición es una metáfora de la codificación de constructos artísticos, cuyo objetivo principal es reflexionar sobre los paradigmas de legitimación de las cosas en función de los aparatos artísticos.

A través de una serie fotográfica, el artista reaviva un espacio con una enorme carga simbólica dentro de la ciudad como lo es el Tianguis Cultural, en el cual retrató a ciertos personajes que lo habitan con la finalidad de convertirlos en íconos de la exposición.

Javier Torres invita al público a la confrontación intelectual y al análisis cuando se esté frente a un objeto denominado como artístico:

“Siempre que voy a los museos y galerías es solamente a ver este tipo de propuestas en las que no hay confrontación intelectual, solamente es como ir a ver la obra del artista, que generalmente se quieren vanagloriar”.

Galería Juan Soriano de la Casa de la Cultura Jalisciense
Calle Constitiyentes No. 21 Col. Moderna, 44190
Entrada Libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *