Naturaleza, cuerpo y expresión
Artes Visuales Fotografía

Naturaleza, cuerpo y expresión

“México ArteNativo es una mirada hacia la sensibilidad del ser humano, es una introspección y es una conexión entre el cielo y la tierra, entre lo eterno y lo terrenal, por medio de un movimiento, por medio de un paisaje y por medio de la armonía, y pues es eso, fotografiar desde el corazón, para mí es eso”.
-Iván Villagrana

El pasado jueves 8 de noviembre en La Habanera galería-bar, tuvo lugar la inauguración de la exposición fotográfica del artista Iván Villagrana. La velada dio inicio en punto de las ocho de la noche en donde los asistentes disfrutaron del ambiente musical a cargo del EM Quartet; tras una hora de charlas y convivencia el evento continuó con una pequeña reseña de la serie fotográfica y de su autor. Posteriormente el anfitrión originario de Chihuahua, expresó unas palabras de agradecimiento a los presentes y al equipo que lo apoyó en el proceso. Villagrana concluyó el breve discurso con una invitación a darnos el tiempo para el encuentro artístico, que muchas veces puede ser lo que necesitamos en nuestro cotidiano tan ajetreado, tan saturado de imágenes y en ocasiones tan banal:

“Los invito a que no dejen de asistir a este tipo de exposiciones donde hay música, danza, fotografía y pintura, porque es un respiro para nosotros en este mundo en el que vivimos tan de prisa, tan lleno de tecnología y tan superficial” dijo el fotógrafo  previo a hacer la invitación para pasar a las salas de exposición.

Bajo títulos como Kueponi (florecer), Atokpan (sobre la tierra fértil) y Patiani semikak (volar eternamente), por mencionar algunos, se enuncian las dieciocho piezas de la serie titulada Arte Nativo. En cada una de las fotografías de pequeño y mediano formato, se pueden observar escenarios naturales en donde destacan elementos como tierra, agua, aire, fuego, follajes, troncos y hojarascas.

El virtuosismo de las bailarinas en las obras es capturado desde diferentes perspectivas que van de una vista lejana al horizonte hasta el retrato de un rostro, reflejando siempre un acto de libertad y comunión con la naturaleza. En ocasiones el paisaje natural es sustituido por construcciones viejas o medios urbanos, hecho que no afecta a la unificación temática pues permanece recurriendo al lenguaje corporal que se manifiesta en la escena mediante los bailarines retratados. El artista que trabajó alrededor de tres años en estas obras, bajo esa mirada de tonos cálidos, de sombras, de juegos de luces e imágenes a blanco y negro inmortaliza la expresividad de la danza, en los escenarios de Chihuahua y Jalisco.

Villagrana nos habló acerca de cómo toda disciplina artística lleva su proceso y la manera en la que surgió la idea de llevar a cabo este trabajo: “En cualquier área artística buscas tu camino, te gusta mucho, lo haces, aprendes la técnica te preocupas por ella y una vez que la tienes, te comienzas a preguntar ¿qué mensaje puedes dar?, ¿qué te inspira?, ¿qué quieres hacer con esa herramienta?, a partir de eso investigué sobre mí […] a mí lo que más me interesa es conectar con el ser humano, de alguna manera yo encontré la belleza en la expresión corporal unida a la fotografía […] necesitamos tener una imagen frente a frente, no nada más en el celular, venir y verla y tener una experiencia con la pieza de arte”.

La exposición permanecerá hasta el día 5 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *