Bolero, romanticismo y cine
Cine

Bolero, romanticismo y cine

Por: Edith Panduro

 “El amor da tristeza, da dolor y también grita: hipócrita, ¿por qué me fallasté”, es la frase inicial del documental El último bolero, de Raúl López Echeverría.

Desempolvar un significativo estilo musical que catapultó a la fama en los años 30 a cantantes femeninas y a músicos  tapatíos, fue el fin del director jalisciense para llevar a la pantalla grande a modo de homenaje a celebridades como: Teresita Reyes, Lucha y Jorge, Mario Franco, Los hermanos Reyes, Los Trevi y Mary Carmen.

Cantarle al amor, al dolor, o la ausencia, es el estandarte de un género musical de origen cubano llamado bolero. Melodías hechas de corazón a corazón. El bolero comenzó gracias a los “tríos” de guitarras, dando paso a las orquestas tropicales, luego las orquestas sinfónicas; que enaltecieron la “era dorada” del bolero por más de treinta años, de 1935 a 1965.

El Salón del Músico en la ciudad de Guadalajara fue el lugar y los cantantes profesionales retirados, lo que llamó la atención del director.

“La intención era documentar sólo su proceso, sus ensayos y cómo retomaban sus instrumentos, sus voces, la otra parte se dio; conocer sus historias, su pasado o la parte del drama, por ejemplo el de Mario, sus conflictos y miedos”, comentó el director Echeverría.

El documental hace relucir los años maravillosos de una época memorable para México. Es un muestreo de vidas acompañadas de música, alegría y romanticismo.

El último bolero fue la oportunidad para los íconos del bolero, de revivir y volver a cantar en el Teatro Degollado, recinto que marcó sus vidas y aunque sea sólo una vez más los hizo temblar de emoción.

“Son ya 58 años de vida artística, de batallar en la vida desde que empiezas a cantar buscando las oportunidades; se cierran las puertas, tienes que convencer de muchas maneras tu canto, tu forma de expresar”, comentó el cantante, Jorge, tras proyectarse la cinta en el Conjunto de Artes Escénicas.

“El último bolero” se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG) en 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *