Controversia con humor
Teatro

Controversia con humor

Por: Carolina Gaspar

Proveniente de Ciudad Guzmán, la compañía “La Huida Teatro” se presentó dentro del marco de la  Muestra Estatal de Teatro con la obra titulada De amores y desamores de Cervantes, cuya presentación tuvo lugar en el teatro Alarife Martin Casillas.

La obra sostuvo un ritmo constante y dinámico donde las acciones que caracterizan a la comedia así como sus personajes no dejaron lugar a dudas del dominio de la pieza y el trabajo de los ejecutantes. La musicalización en vivo, los vestuarios y el uso de máscaras complementaron el ambiente de “El siglo de oro”, reparando un poco en el uso de las máscaras que no dejan de ser un elemento necesario cuando se trata de este tipo de montajes, en esta ocasión funcionaron para denotar la vejez en los personajes y quizá también la monotonía en la que se encontraban inmersos.

En ambas historias pudimos apreciar la temática cervantina, que como en el resto de sus obras el autor retrata los vicios y defectos de la sociedad.

En un primer momento el tema central fue lo controversial que resultaba el divorcio en aquella época, pues tanto la religión como la sociedad los juzgaban severamente y era complicado llegar a concluir la separación. Hoy por hoy este tema es más común y aceptado, es por ello que el empate contextual lo enfocaría más la figura imponente y relevante de la mujeres que se presenta en las piezas tienen voz y son escuchadas de alguna manera.

Dejando de lado que las cosas expuestas nos resulten pertinentes para nuestros días, se trata de la exposición de un clásico lleno de humor que nos deja satisfechos con la ejecución actoral de historias de amor que se tornaron insufribles.

Con esta adaptación de los entremeses de Cervantes “El juez de los divorcios (1615)” y “Los habladores (1617)”,  la agrupación mantuvo a los espectadores a carcajadas, pues el humor y el doble sentido primaban en la comedia. El público fue recibido por los actores que se encontraban debajo del escenario, mientras un duo de músicos ambientaba el recinto y posteriormente la escenificación al ritmo del piano y el chelo. La pieza se resolvió en un inicio con un par de personajes que se encargaron de presentar y dar la bienvenida “a la italiana” para dar lugar a la primer historia que trata de una pareja  que tras 22 años de matrimonio recurren al juez de su casamiento solicitando el divorcio, pero el juez se niega pese a la sarta de razones expuestas por ambos. “Vale más el peor concierto, mas nunca el divorcio mejor” repite en varias ocasiones.

Acto seguido tuvo lugar otra historia acerca de un hombre que hace un trato con un charlatán que padece el mismo problema de incontinencia verbal que su esposa y lo lleva a su casa con la intención de darle fin a las habladurías de su mujer de una vez por todas, acción que resulta efectiva. Finalmente los actores terminan por concluir al unísono con la frase:

“Qué dicha si todos los habladores hablaran como el gran Cervantes”.

 

Fotografías de Emmanuel Manny Moreno para Sombra Emergente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *