Señor Lobo presenta “Solar”, su nuevo EP en C3 Rooftop
Música

Señor Lobo presenta “Solar”, su nuevo EP en C3 Rooftop

Entre cubetas de cerveza, colegas y reporteros fantochones de revistas digitales, Señor Lobo nos regala un preview de lo que pronto podremos escuchar en plataformas digitales.

Veredicto: No les digo, tendrán que esperar a escucharlo.

Son las nueve y media de la noche en C3 Rooftop y me parece raro, pero aún no he identificado a nadie conocido en el foro. Es jueves 2 de agosto y hoy se presentará una sola banda que llevo conociendo desde hace poco más de dos años, se llaman Señor Lobo y hoy están por presentar su segundo EP titulado “Solar”.

Conforme avanzan los minutos el volumen del público aumenta y empiezan a ser claras las divisiones de gente: a la izquierda del escenario hay muchas chavitas y chavitos que seguro son amigas y amigos de la secu, prepa y quizás universidad de los miembros de la banda, se aglomeran en los sillones que generalmente están reservados para los amigos de las bandas y se dedican a beber, gritar y seguramente recordar viejas y vergonzosas anécdotas; al frente del escenario (y rodeando a los técnicos de audio) se concentra el público que parece más asiduo a este tipo de eventos, tienen cabello largo, chino, barbas, tatuajes, perforaciones y es muy probable que más de la mitad sean músicos; más a la derecha (y cerca de la barra) se puede apreciar un cúmulo de personas que probablemente esté compuesto por una extraña mezcla de amigos de la banda, curiosos y fiesteros de jueves que quizás frecuenten Chapultepec, pero no específicamente este lugar, pues a diferencia del resto del público, beben de tupidas cubetas de cerveza (mientras que el resto de los presentes permanece con unidades de cerveza en botella de cuarto o caguamas) y finalmente, al ala derecha del escenario se aprecia una concurrencia que no puede ser descrita más que como la familia de la banda; señoras y señores, hermanos y hermanas, quizás tíos y amigos de la familia.

La gente no deja de llegar y dan las 9:45, 10:00, 10:15. Bajo otras circunstancias se podría considerar que el evento va retrasado, pero hoy Señor Lobo es la única banda por presentarse, por lo que es probable que empiecen hasta dentro de una media hora o quizás más. Por fin empiezo a ver rostros conocidos, como el primo del bajista, el guitarrista de Zapata Jones, un productor de The Oven Record Co., la cantante de BEM, a Leslie la gestora del jazz y a Tannen. Es verdad que en Guadalaranch todos nos conocemos y es frecuente que vayamos a los eventos de los demás, pero parece ser que hoy hay mucha más gente de fuera de la escena que lo que la costumbre dicta, lo cual es bueno.

Después de numerosos cigarros (míos), los miembros de la banda van tomando sus puestos sobre el escenario a pocos minutos de las 11 pm: Fernando Gaytán a la batería, Sergio Solórzano a la guitarra, Emiliano Casillas al bajo, Hiram Duarte (guitarrista de Zapata Jones y tecladista de BEM invitado a apoyar en estos mismos instrumentos) y finalmente Orlando García a la voz, quien aparece al último desde el fondo del foro, desplazándose con dificultad entre decenas de personas que lo saludan y le palmean la espalda. Consigue posicionarse al frente de su banda y luego de algunos pocos segundos, empiezan a sonar los primeros arpegios de Desamor, una canción de su material pasado.

A lo largo de la noche la banda intercalará entre nuevas y viejas canciones, en realidad es un proyecto que lleva ya varios años cocinándose, han tenido tiempo de madurar y crecer su fanbase local a través de tokines pequeños y medianos y todas estas experiencias se ven ahora reflejadas sobre el escenario del C3 Rooftop. Sobre ellos no hay mucho más qué decir, basta escuchar su rock. Es difícil encontrar un sonido tan limpio (en términos de género) en la ciudad. La inconfundible voz barítona de Orlando, los pegajosos riffs de Sergio y el groove jazzero de Emiliano se deslizan por tus tímpanos como si los conocieras de toda la vida, y es probable que así sea, pues en su sonido es fácil encontrar a clásicos consagrados como los Red Hot Chili Peppers, Muse y hasta reminiscencias de Héroes del Silencio.

No cabe duda de que es música sincera y aunque muy a mi pesar desaprovechan ampliamente a Duarte (quien totalmente ensimismado en su ejecución, con esa apretada y bonachona sonrisa que acostumbra, ignora que más allá de sus monitores, el público no escuchamos una sola nota de su teclado), interpretan un set que permanece en nuestras cabezas muchas horas después de haber finalizado.

Es verdad que esta tocada es especial en más de un sentido, en palabras de Casillas (bajo): “este evento fue el parteaguas de un nuevo proceso creativo. Acabamos de estrenar un nuevo EP que se llama Solar y es un EP conformado por cinco canciones en la que cada una retrata una faceta distinta de Señor Lobo y decidimos primeramente exponerlo en vivo antes de subirlo a las redes sociales para que sea como un contacto un poco más personal; lo que la gente viene a escuchar aquí no lo puede escuchar en ningún otro lugar o momento, es una interacción viva y fue primera y única vez hasta que, bueno, se repita, ¿no? Esa fue la intención el día de hoy.”

Las cinco canciones que componen este EP llevan por nombre “Haces falta tú”, “Solar”, “Siniestro”, “Entre tus piernas” y “D.C.”. Con temas que van desde el luto, hasta el sexo y la religión, es algo triste que sólo los asistentes a este evento hayamos podido disfrutar de él hasta el momento. Sin embargo, como buenos vendedores, Señor Lobo han sabido colocarnos una idea en la cabeza a más de uno de nosotros y nos han dejado con ganas de más.

Es un cliché hablar de la muerte del rock y aunque personalmente llevo escribiendo años al respecto, cada vez me da más risa la aseveración de que se encuentra totalmente sepultado y reemplazado por otros géneros, porque, en primer lugar, esto se dice como si el rock fuera el único género digno de escucharse (lo cual es una mentira descarada) y en segundo lugar, porque aunque así fuera, hay tantas y tan buenas propuestas que escuchar, que el hecho de que para bien o para mal tengamos a todas estas bandas de fin de semana (y lo digo con toda la buena onda del mundo) no significa otra cosa más que un agasaje para los melómanos que ya estamos hasta la madre de Guns N’ Roses.

Fotografías de Cecilia Godínez para Sombra Emergente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *