Una catarsis de humor
Circo

Una catarsis de humor

Por: Edith Panduro

Parte de la sexta edición del Festival Internacional de Circo Periplo, fue dedicada al clown.

Bajo un canopi y sentada frente a una mesa, Gaby Muñoz, conocida como; Chula the Clown, le daba la bienvenida a Guadalajara con el show Perhaps, perhaps, quizás, su primer espectáculo creado en el 2010.

Una obra de clown que juega con la idea de la espera e ilusión por encontrar al hombre “perfecto” y la soledad a la que ésta conlleva cuando uno mismo es tan imperfecto.

La mexicana, formada en el London International School of Performing Arts (LISPA), conforme transcurrían los minutos, se notaba entusiasmada de estar por primera vez de gira en la ciudad tapatía.

Más que un personaje cómico, Gaby Muñoz, tiene la creencia que es un honor ser un payaso.

Con un posgrado en The London School y Co-fundadora de la compañía Clown me in my en 2009, colectivo libanés mexicano de clown social, asegura que los sentimientos son de las herramientas más puras que existen. Su profesión le ha permitido impartir talleres en el Líbano, Siria, Jordania, Inglaterra, Brasil, India, España, Suecia, Nueva York, Colombia e Indonesia.

A las 20:30 el Conjunto de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara, estaba a punto de presenciar un espectáculo único e internacionalmente reconocido.

La base de Perhaps, perhaps, quizás es la soledad, la aceptación y el amor propio.

Vestida de novia la clown mexicana logró guiar al público a través del humor a sitios entre lo melancólico y lo reflexivo.

De la tragedia a la comedia

Acompañada de cartas, fotografías y varios rollos de papel, Greta Merengue, payasa interpretada por Gabriela Muñoz en Perhaps, perhaps, quizás, logró arrebatar casi casi al instante decenas de risas en el recinto cultural.

La puesta en escena está inspirada en Miss Havisham, personaje de la novela Great Expectations (1861) de Charles Dickens, una mujer adinerada que fue abandonada en el altar y quedó trastornada mentalmente, además insiste en usar su vestido de novia el resto de su vida.

La pieza destaca por la candidez y el romanticismo que emana del personaje que Gabriela Muñoz forjó desde su propia experiencia personal, tras una ruptura amorosa.

Con la cara pintada de blanco, cejas resaltadas y sin nariz roja, Greta invitó a tres personas del público para ejecutar su show.

Al ritmo de música clásica, blues y entre otras melodías; bajo un vestuario y una escenografía minuciosamente estudiada, la artista mexicana generó durante hora y media, una de las cualidades más olvidadas por el ser humano: el humor.

La fiesta anual del circo está por concluir este 29 de julio, aún quedan actividades abiertas a todo público. Cartelera oficial en: https://www.elperiplo.com/festival.

Fotografías de Iván Sandoval para Sombra Emergente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *