Nefelibatos: música que vive
Entrevistas Música

Nefelibatos: música que vive

Nefelibato.- De su etimología griega “νεφελη” (nephelē) nube y “βατειν” (batein) o “βατης” (batēs) que quiere decir bato, cholo, chango.

En una conversación intervienen no solo las partes activas en el diálogo, sino todo lo que hay detrás de cada una: sus proyectos, sus amistades, experiencias, trabajos, etc. En la conversación con un artista como Vincent Houdré, músico acordionista francés radicado en Guadalajara hace trece años, la plática se vuelve aún más interesante con una historia tan peculiar.

Vincent es acercado al acordeón gracias a su abuelo. La música vieja de una Francia de barrio le hace abrir su curiosidad a un instrumento tan multifacético pero también culturalmente estigmatizado. De Francia a México, Vincent es parte del pequeño porcentaje de músicos que se dedica a este instrumento. En sus investigaciones, este instrumento musical se ha involucrado en proyectos como Xiranda, banda de música gitana y balcánica en Guadalajara, y la continua colaboración con la compañía Cabaret Capricho, de circo contemporáneo.

La búsqueda de Vincent pasa por una educación musical pero también por talleres de clown, intereses en las artes plásticas, colaboraciones en puestas en escena para teatros y para calle. Todo esto, poco a poco se refleja en el primer proyecto personal que emprende Vincent como artista creador.

Nefelibatos

Él es un soñador, el bato en las nubes.

Con todas las influencias vivenciales y artísticas, a Vincent le inspira crear algo que responda a estos tres mundos: el musical, el plástico y el escénico. Así emprende un viaje acompañado de amigos, para empezar los músicos que lo acompañan en la composición de los nueve sencillos que construyen el disco: Jhonatan Reyes, Esteban Parra y Carlos López se unen en este proceso.

Cruzando disciplinas, la artista plástica Cecilia Andalón incursionó en este proyecto con la creación de las marionetas que tanto han captado nuestra atención. Los músicos convertidos en piezas de juguete tan reales que uno esperaría escuchar salir acordes de sus instrumentos. Andalón también es la responsable de la portada del disco, mientras que el resto del arte para el disco en físico fue creación de Aldo Barrios, fotógrafo y artista visual tapatío.

Por otro lado, y desde el onírico mundo del circo, Vincent recibió el incondicional apoyo de un gran artista de la escena tapatía, César Omar Barrios ‘Ensalada, director de Cabaret Capricho, con cuya presencia contaremos para la presentación del disco el próximo 19 de junio. (Y aquí entre nos, nos quedamos con la primicia de la posibilidad de un chou circense a partir de la música del francés).

La creación, según nos platica Vincent, se llevó a cabo a partir del desarrollo de ideas primigenias que él iba proponiendo. Ideas como géneros de los cuales partir (vals francés, tango, música gitana, flamenco…) se fueron trabajando con matices de jazz y otras influencias que iban agregando a la mezcla cada uno de los creadores. Así se fue formando una obra entera que va de paisajes sonoros y la imaginación.

Desde marzo hasta noviembre de 2017 fueron ingresando los músicos al estudio de grabación intermitentemente para grabar las canciones que componen el disco. Con acertadas asesorías de los músicos Cano, y la sabiduría que va dando el tiempo, pudieron finalizar el proceso de grabación para continuar con la mezcla y masterización (etapa mayormente ejecutada por Vincent).

Después de un poco más de una vuelta al sol, los Nefelibatos nos invitan a celebrar el resultado de esta creación y extenuante trabajo de producción.

Banda compuesta por:
Vincent Houdré – acordeón
Jhonatan Reyes – guitarra
Esteban Parra – clarinete
Carlos “Marcellino” López – contrabajo

Presentación oficial

Vincent nos compartió cuál sería su ideal para escuchar “por primera vez” este disco, dado el hipotético caso de que él no fuera el compositor. Y lo que dijo fue que lo escucharía con audífonos puestos, dentro de una acogedora habitación mientras una de las características tormentas de verano tapatío rompe la ciudad en las afueras.

Así que, si somos lo suficientemente afortunados de que el azar se ponga de nuestro lado y el 19 de junio caiga una tormenta inolvidable que nos encierre en una caja fuera del mundo cuando vayamos a escuchar su presentación en el Exconvento del Carmen, se nos hará realidad esa fantasía.

Vayamos pues, a descubrir este mundo onírico de la música que pinta un cielo nublado y con infinitas posibilidades. La música proveniente de cuatro cabezas que danzan y juegan, y son con el circo, y lo visual.

Nefelibatos
Presentación de disco
Música original de Vincent Houdré

Martes 19 de junio
20:00 horas
Ex Convento del Carmen 
Sala Higinio Ruvalcaba
Entrada Libre

Volteo hacia arriba cuando paso abajo de un árbol, tengo palabras favoritas para pronunciar, leer y escribir. Me gusta la cultura callejera: la que se escucha en una conversación ajena, o en la mezcla de géneros de un músico local.

1 thought on “Nefelibatos: música que vive”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *