UDPD: Antares: El ejercicio de escribir sobre lo que no nos gusta
Artes Escénicas Danza El Filete

UDPD: Antares: El ejercicio de escribir sobre lo que no nos gusta

Escribir sobre lo que no te gusta siempre es mas complicado que escribir sobre lo que te llena, aunque se piense al revés, debo empezar por admitir que el estilo de danza y las temáticas recurrentes que suelen abordar los Antares no me gustan porque no me identifico, los veo y no me pasa nada. Sin embargo, reconozco el semillero de bailarines que son y su aportación a la danza sonorense tanto como compañía, como formadores.

41749991751_75617f294c_z

Puedo admirar la belleza de sus cuerpos y su agilidad para suspenderse y adherirse a otros, esto que vienen haciendo desde hace ya años y que es como una fusión de danza clásica, lírica, contact y acrobacia.

Tu hombro es una pieza por demás bonita, tan bonita como aburrida, si algo caracteriza a los Antares es su técnica, sin embargo ayer lució burda y en algunas ocasiones hasta torpe, los bailarines lucían cansados y  los movimientos se veían forzados. Para mi la interpretación nunca ha sido su fuerte, sin embargo en esta pieza pasa de regular a sufrible:

Cuando la acción se anticipa la reacción es premeditada, luego entonces pierde automáticamente toda veracidad, porque hay evidencia de que no fue creada en el momento y aunque la escena se trata de representación. también se trata de momentos vivos, ese es el reto del intérprete vivir a pesar de la repetición.

Es decir si a mi se me cae un lápiz y mi compañero reacciona levantando el lápiz antes de que se caiga o se termine de caer, la acción de levantar el lápiz pierde sentido, pierde credibilidad.

Para ser justos tratemos de hablar de acciones concisas, por ejemplo:

¿Qué sentido tenía quitarse y ponerse la ropa una y otra vez? Si hubo un símbolo, lo perdimos, la acción carecía de peso desde el inicio y así se fue diluyendo hasta final. ¿Qué acción interior había detrás de eso?, y si no era importante ¿qué hacía en la puesta? Si era importante, ¿por qué no lo vimos?

La música estaba  desarticulada con los bailarines, parecía por momentos la música de un video juego, un opening de una serie de los 80’s o un le motive de una telenovela dramática, pero nunca un ambiente,  un tiempo, una intención, un énfasis, ¿los bailarines iban con la música?, o ¿iban en su contra?, ¿qué pasaba con la música y ellos?, ¿qué pasaba con la música y nosotros el público?

¿Qué hay con ese símbolo de señalarse el trasero?, ¿de dónde salían las relaciones que luego se volvían peleas?,¿que pasa con  el sugerente de la  posesión?, cuerpos femeninos tratados como objetos, ¿qué sentido tenía el vídeo?, ¿qué conexión tenía la proyección con lo que estaban haciendo mas allá de pararte a verlo?

40850769665_ee37dfba97_z

Leí una y otra vez la sinopsis esperando encontrar algo que por fin me diera norte:

Texto tomado del programa de mano:

“Una acción en sí no representa la verdad, solo es una consecuencia.”

“Obra estructurada coincidentemente igual que un hombro, con tres articulaciones verdaderas y dos falsas. Tal vez la alternancia semejante al comportamiento común, donde se vive entre la verdad y la mentira.

Luego entonces, las articulaciones verdaderas jamás aparecieron, hay acciones pero no hay consecuencias -por lo menos no en mí- si la obra giraba al rededor de vivir entre la verdad y la mentira, la pieza estaba muerta porque la verdad no logró abrazar a la mentira en la escena.

41032129394_f985a97d2b_z

Cabe aclarar que también la danza se rompe en géneros y en gustos, que mi lectura o la falta de, es sólo una de las posibilidades, que existen personas que se ven y se encuentran con el danzar de Antares, con su técnica, con su escuela, tal es el caso que la función fue por demás aplaudida y que su director Miguel Mancillas recibió en escena el premio nacional de la danza Jose Limón que le fue otorgado en Sinaloa hace unos días y entregado simbólicamente en el desierto.

Al final de la función yo sólo podía pensar en que tenía hambre, en que tenía sueño, en el tiempo, pero es importante ir a ver incluso lo que no nos gusta, para cuestionarnos como personas, como público, como creadores y como comunidad, por eso intento hablar de una pieza que no me dijo nada, de lo que quizás no entiendo, a través de esta nota.

Y tú ¿qué viste?

 

Melina Encinas.


Texto publicado en el Fanzine de UPDP

Tu hombro.

Una obra que tiene más de 10 años en escena y que seguramente se ha reestructurado con muchísimos elencos, presentada por un grupo de intérpretes convencidos del papel a jugar. Una obra que por la disposición espacial y los elementos que pone en el escenario (poner un piso extra, jugar con una especie de techo que a su vez es cubierto por el telón) da un sensación de encierro, como si los bailarines se desenvolvieran sobre una mesa de observación en un laboratorio.

Lectura que las proyecciones, donde el encierro es todavía más evidente, reforzaron. Una especie de no pasar del tiempo, una contemplación, una rutina, un quedarse siempre igual, viendo las cosas pasar; la entrada y salida de los personajes (y del público, que a pesar de la puntualidad del grupo para dejar pasar al teatro, seguía entrando a la sala a las 20:45 hrs) hacía que no se nos olvidará que el mundo seguía rodando afuera.

Alicia Salguero.

Texto para Sombra Emergente.

¿Qué idea tienen ellos del bailarín, de ser bailarín?

Hay un miedo a la inmovilidad, a la contemplación.

Están ocupados en querer  mostrar algo que se olvidan de construir una obra, no es la primera vez que ocurre.


 

Ejercicio: preguntar a mis contactos de FB que les pareció la función, podían desde usar solo una palabra, escribir unos renglones o ser extensos.

Anónimo

El Filete: Ok si quieres hacer un comentario anónimo, también se vale.

A: Ok.. Igual tengo solo una palabra.

A: Tu Hombro… Fue inquietud. Aunque también enfrentar.

 

Ingmar Sau

Imposible conectar con la música, parece el juego de Pokémon o peor.

No encuentro la coreografía, no están construyendo.

Melanie Robles

El Filete: Melanie, ¿viste Tu Hombro de Antares? Estoy haciendo un ejercicio de preguntar a mis contactos qué les pareció.

M: Nostálgico, cuerpos que están y no están, buscar la verdad, ¿por qué desvestirse?, sus cuerpos habitan espacios compartidos e individuales, pero ¿dónde están en cada parte? Me genera dudas.

Aura Mascareño

El Filete: Hola Aura, oye estoy haciendo un ejercicio, le estoy preguntando a mis contactos ¿qué les pareció la función de tu hombro de Antares, puede ser breve, en una palabra o solo unos renglones, te interesa?

A: Sipis. Le entro

El Filete: Entonces ¿qué te pareció?

A: A mí me parece que tienen muy buena técnica e imágenes bonitas. Sin embargo, sentí que el manejo de sensaciones estaba un poco empujado, es decir hacían la forma de la sensación/emoción pero no la sentían realmente.

Zuleima Burruel

El Filete: Hola Zuleima, estoy haciendo un ejercicio, le estoy preguntando a mis contactos ¿qué les pareció la función de Tu Hombro de Antares para usarlos en la nota, puede ser breve, en una palabra o solo unos renglones, ¿te interesa?

Z: De Tu Hombro me quedo con el juego con el cuerpo y sus posibilidades. La fuerza y calidad del movimiento. Y con Tania como una gran intérprete femenina con unas calidades extraordinarias que se ven los 12 años que tiene de intérprete. Me atrevo a decir (y creo que muchos estarán de acuerdo) en que es la intérprete femenina más fuerte en escena de Hermosillo.

El Filete: ¿Hay algo más que desees agregar ?

Z: Que es la segunda vez que la veo. Los integrantes se veían cansados, pero eso no les quitaba su trabajo desarrollado con los años. Pasan demasiado tiempo en foro y eso es evidente.

Fotografías Cortesía de ISC para Sombra Emergente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *