#AMBULANTE2018: Inauguran faltándoles 43
Cine

#AMBULANTE2018: Inauguran faltándoles 43

Nos faltan tres estudiantes de cine.
Nos faltan 43 normalistas.
Nos faltan millones.

Ambulante, el ciclo de documentales que llegó a Jalisco del 6 al 12 de abril, presentó a los tapatíos una selección rica y variada de cortometrajes y largometrajes cuya función principal era crear la conciencia del otro. Recordarnos lo fácil que es sumergirnos en nuestras realidades e ignorar todo lo que sucede alrededor.

La labor de Ambulante, a parte de su excelente servicio a través de sus trabajadores y voluntarios; a parte de su activación en pro del arte y el cine en espacios públicos; a parte de la difusión de documentales independientes y comerciales por igual; a parte de la vinculación de espacios y marcas con el arte; a parte de todo eso, es intercambiar el corazón de piedra que llevamos muchos por un corazón de carne.

La concientización que buscan el grueso de las películas de Ambulante es todo eso que nos sensibiliza al exterior. Es lo que nos cura de la indiferencia y nos recuerda de la humanidad que poseemos y que cada vez ponemos en acción con menor frecuencia.

Ambulante Jalisco inauguró con el documental Ayotzinapa, el paso de la tortuga. Recordándonos uno de los sucesos con más visibilidad nacional e internacional en la constante lucha contra las desapariciones forzadas. De la mano con el tema, el ciclo cinematográfico apartó tres sillas para los alumnos de cine que desaparecieron hace ya casi un mes. Poniendo en acción la resistencia que se coloca en cada proyección, en cada encuentro del festival.

Ayotzinapa, el paso de la tortuga es un documental que remueve las entrañas, pues en él se escuchan las voces que fueron calladas durante la cobertura mediática: padres, madres, compañeros e incluso sobrevivientes de la tragedia de ese mes de septiembre hablaron frente a las cámaras con una valentía y un dolor que sus palabras no pueden expresar; pero que sin embargo, la imagen móvil y la dirección cinematográfica supo transmitir.

Así como “paso de tortuga”, frustrante, desesperanzador y a vez que ilusiona con llegar a algún lado, las manifestaciones por nuestros desaparecidos llenan las calles y cambian las vidas de millones de mexicanos. Por eso, ahora y siempre es tan importante el unir fuerzas para la resistencia: para alzar la voz y poner el cuerpo. Todos los que podamos pongamos el cuerpo por aquellos que no están. Hagamos que vean nuestras películas, que escuchen nuestros poemas, que lean nuestras reseñas. Porque estamos vivos y haremos de esta resistencia una exigencia.

Fotografías de Iván Sandoval para Sombra Emergente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *