La Fiebre del Oro Verde
El Filete Teatro

La Fiebre del Oro Verde

El pasado miércoles la  compañía Juílas Teatro presentó la segunda parte de su nueva trilogía teatral. La obra lleva por nombre La fiebre del oro verde escrita por Sergio Galindo y dirigida por Miguél Ángel Canto, sin embargo para hablar de la secuela es necesario hablar de la primer obra de la trilogía No ser sino parecer.

Esta  primer obra  representa el trabajo de Galindo a través de los años, su apuesta por el lenguaje popular y  por el teatro. A simple vista puede ser sólo una obra vivaracha de dos cómicos  recorriendo la sierra sonorense, pero si leemos más a fondo podemos ver la crítica que hace Galindo hacia los políticos y el gobierno del estado, con este texto en verso Sergio rinde tributo a Lope de Vega y a los grandes escritores del siglo de oro.

ya1sergio1
No ser sino parecer

Estas tres lecturas logran atraer a públicos diferentes, que normalmente no suelen convivir en un solo teatro; vemos al público popular que ha caminado de la mano de Galindo toda su trayectoria, el público interno, personas cercanas al teatro o a las artes y al publico nuevo, personas que recién comienzan a consumir teatro. La obra se desarrolló en un escenario sencillo, con un tablado y dos fosos que nos remontan a un corral de comedias.

El estreno sucedió en el teatro del COBACH con una recepción muy mona y una congregación que nuevamente unió a varios tipos de público, o como dijo el Yoyo “Medio Hermosillo está aquí”. Entramos, el telón  ya está abierto, observamos el mismo escenario pero con algunas pequeñas modificaciones y una tenue luz verde  que es acompañada de un soundtrack 4/20 weed friendly.  Tercera llamada, vemos al actor y a Augusto atados de pies y manos con una luz frontal que los enmarca, los personajes utilizan los primeros  diálogos para enlazar las dos obras.

El tema de la puesta se centra en el narcotráfico, la legalización de la mariguana y toca ligeramente  la hipocresía moral de la iglesia católica a través de un ingenioso texto en verso que nos hubiera gustado escuchar, lo que inició con un buen primer trabajo, terminó en una segunda obra que raya en el cliché cambiando el arquetipo por el estereotipo, representado por actores sin voz y con una caracterización de un tono “popular” que les estorba, ¿de qué sirve que el lenguaje que utilizan nos refiera a la región si no podemos entender lo que dicen?

Trazos sucios y un elenco secundario descuidado que se amontona en la escena, donde la obra queda a cargo totalmente en voz e interpretación  de  los tres elementos del  elenco principal (Actor, Patrón y Augusto). Lo que pudo ser una puesta crítica y divertida, terminó sepultando un gran texto bajo una propuesta saturada y simplona.

27336279_1607571015994559_4142642105997586340_n

Sin embargo, visto desde otra parte,  hay que agradecer las grandes temporadas que son escasas en la escena sonorense, desde la primer parte de esta trilogía Galindo anunció que sus obras serían largas y habló sobre la importancia del teatro extenso y de una cartelera local activa.

Apostemos por la escena y dejemos de subestimar al público sonorense porque ha demostrado que puede quedarse y quiere ver más, mientras tanto que no le digan que no le cuenten y vaya usted a el teatro, “la fiebre del oro verde” con una temporada de 24 funciones estará  del 31 de enero al 25 de febrero en el teatro del COBACH de miércoles a domingo a las 8:00 pm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *