Desde Madrid hasta la piel
Artes Escénicas Música Uncategorized

Desde Madrid hasta la piel

El 1 de diciembre, dentro de la FIL 2017 se presentaron Carla Morrison y Dani Martín en nuestra ciudad. El foro FIL estaba realmente repleto, nadie se quería perder la presentación de ambos representantes del pop contemporáneo.

Carla-01.jpg

Carla llenó de energía el escenario, sobre todo gracias a los gritos y cánticos de sus fans que se entregaron totalmente, se dejaron llevar y entonaron sus canciones pensando en esa persona especial. Entre lo más destacado que pude observar fue un espectador haciendo declaraciones de amor por teléfono a su persona especial:

Te regalo mis fuerzas

Úsalas cada que no tengas […]

Te voy a amar hasta morir…

Una noche realmente emotiva la que nos presentó Carla, íntima, honesta, llena de energía que lentamente nos iba cobijando, canción tras canción. Incluso un llamado a dejar de razonar tanto y dejarse llevar, una invitación a sentir: déjenme llorar.

Carla-02.jpg

Después vino Dani Martín, ex vocalista de El canto del loco y actualmente uno de los referentes del pop español y específicamente del pop en Madrid, la ciudad invitada a la FIL 2017.  Dani también comenzó con mucha energía, aunque no entendí su obsesión por “prender” al público pidiéndole que levantara las manos, creo que la mejor manera de “encender” a su audiencia es como lo hizo Carla: con su música.

Dani-01.jpg

Martín también nos ofreció momentos íntimos, donde la audiencia coreaba sus canciones, sobre todo las más honestas, las más cercanas:

Que me ayudes a enseñar mis cicatrices

Que me agarres con más fuerza el corazón

Dani se entregó por completo a su audiencia tapatía y eso se agradece, también nos invitó a su próxima presentación en el Teatro Diana en septiembre del próximo año.

Dani-02.jpg

Al final, no puedo evitar aceptar que me sentí muy conmovido al presenciar este evento, al sentirme parte de una masa que coreaba canciones, al recordar que no estamos solos y que esto se trata de compartir, de sentir, de dejarse llevar y de conectar con la otredad, con el desconocido, con el humano.

Irónicamente, tal vez la música no es lo más rescatable de este concierto sino sus efectos. Un recordatorio del poder del arte como catalizador social, como generador de comunidad y como detonador de sensibilidad. Ayer, Carla y Dani nos llevaron desde Madrid hasta la piel.

Fotos: Emmanuel Manny Moreno.


Para los que quieren más:

Un simple tejedor de chaquetas mentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *