México: una tierra que hierve
Artes Escénicas Artes Visuales Danza Multimedia

México: una tierra que hierve

Crisol Dance Company es un trabajo dancístico que toma voluntariamente la responsabilidad del nacimiento y crecimiento de artistas en Guadalajara. Como academia de danza, ofrece un primer acercamiento a esta arte escénica, y da seguimiento a sus mejores estudiantes ofreciéndoles un puesto en su compañía que mezcla danza urbana, clásica y contemporánea.

Como parte de esta articulación de esfuerzos, cuenta anualmente con un festival único en su segmento. El Festival Internacional Bailar Apantalla coloca su misión en expandir el espectro de espectáculos dancísticos para el público y para los trabajadores de la danza: pues se coloca en la intersección creativa de las artes visuales y la danza. Así, con piezas nacionales e internacionales, empuja hacia una nueva concepción de arte interdisciplinar.

La sexta edición de Bailar Apantalla se llevó a cabo del 6 al 11 de noviembre, cerrando con una fuerte exhibición del trabajo de Crisol Dance Company.

“Tierra de Fuego”

El nombre del espectáculo figuraba dos veces en la programación, sin embargo en ningún momento se supuso que sería una repetición, dado a que sus locaciones fueron populares y abiertas al público transeúnte.

Tierra de Fuego es una pieza dancística espectacular que habla en 45 minutos de la historia de México a través de la danza. Una historia de luchadores, pero también de danzantes; de peligro, pero también de compañerismo. Ese espejo surreal y extremo que conocemos y con el que nos relacionamos todos los días.

Con el tema central del fuego, la creación original de Crisol Dance Company no se limitó en maquillar los detalles, sino que utilizó el calor y la intensidad de las flamas para hacer denuncia de sólo algunas de las tantas matanzas que le reclamamos al Estado, pero también la magia de las creencias holísticas que calman la pena, que nos renuevan las fuerzas.

Doble clausura, doble denuncia. Un solo fin al que se unen tantos artistas desde tan diferentes aristas. El fin está en despertar, en continuar la lucha, pero sin olvidarnos que también lo podemos hacer bailando.

Fotografía: Emmanuel Manny Moreno

Volteo hacia arriba cuando paso abajo de un árbol, tengo palabras favoritas para pronunciar, leer y escribir.
Me gusta la cultura callejera: la que se escucha en una conversación ajena, o en la mezcla de géneros de un músico local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *