ARKA, la caja que nos salva de la realidad
Artes Escénicas

ARKA, la caja que nos salva de la realidad

Por: Cristina Meza

ARKA – Luna Morena, Taller Experimental de Títeres
Fecha: Domingo 05 de noviembre de 2017.
Presentada en: Explanada Conjunto de Artes Escénicas.
Con motivo: 9° Festín de los muñecos, Festival Internacional de Títeres de Guadalajara.
Dirección: Miguel Ángel Gutiérrez

Ocho personas entran en una caja, con varios movimientos estéticos la abren desde adentro, bajando la tapa frontal que deja escapar un humo tan denso que no permite ver nada, excepto una mesa negra. De inmediato dos muñecos aparecen, Emiliano y su hermana María. Al son de la música se mueven sin bailar y por medio de bromas juegos muestran al público la cambiante, pero estrecha relación que existe entre ambos. Llega una cometa blanca, los niños la sujetan y ésta, que es tan grande, guiada por el viento, los lleva a donde la gente no puede observar. La cometa desaparece, ahora en su lugar está un barco de papel, cuyo propósito es transportar a nuestros protagonistas sobre los espectadores que son agua y aire al mismo tiempo.

Los niños navegan sobre las cabezas del público, el show divide la atención con la sutil interacción que hacen los títeres con las personas, hay peces y olas. Una criatura extraña hace entrega de un huevo antes resguardado por monstruos marinos y es colocado sobre el barco. De las profundidades emerge una bestia, deseosa de atrapar a los niños y posiblemente también al huevo que los acompaña; ellos luchan con todas sus fuerzas hasta salir de escena.

Conforme el espectáculo avanza, Emiliano y su hermana se ven envueltos en grandes problemas con forma de una araña gigante y lo que parece ser un buitre, de los que sólo juntos podrán salir. Los miedos más terribles se manifiestan en forma de criaturas comunes con magnitudes extraordinarias, nada es ajeno a las pesadillas infantiles.

Emiliano y María viven un sueño en vida, en ocasiones tan arriesgado y tenebroso que deseas termine pronto, en otras tan bello que suplicas sea hora de dormir para seguir soñando por tiempo indefinido.

Cuando María y Emiliano han concluido su misión, queda el cascaron sobre el piso, ellos deciden descansar dentro y es justo el momento en que vuelven a su forma de huevo. La caja se cierra, los niños duermen y el público ya puede despertar.

ARKA es un espectáculo apto para toda la familia, nos recuerda la importancia de la solidaridad para afrontar problemas que en circunstancias marcadas por la soledad creeríamos inmensos. La caja es un lugar seguro para el soñador y nos resguarda de todo aquello ajeno al subconsciente. Nos permite vivir más de un sueño a la vez y no deja descanso a la imaginación.

Fotografías: Alejandro Hernández para Sombra Emergente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *