#SombraRecomiendaJazz: Gil Cervantes
Entrevistas Música

#SombraRecomiendaJazz: Gil Cervantes

Éste es un especial de semblanzas y entrevistas de las bandas que convergen en el jazz y que, resulta, están programadas para esta edición del Jalisco Jazz Festival. Así que, si les gusta lo que escribimos acá, no pueden perderse sus respectivas presentaciones en la ciudad dentro del festival que llena de improvisación los veranos de los tapatíos.

Gil Cervantes: “Creo que el mejor homenaje al jazz es preservarlo a través de la educación”

No sólo es el director de uno de los festivales más importantes de jazz en Latinoamérica, Gilberto Cervantes es un músico formado en México y Estados Unidos, es director de orquesta, programador, pedagogo y gestor. Es por eso que una charla con un agente tan importante en la escena del jazz de Guadalajara, no se podía quedar en sólo un tema. Así que para adentrarnos en el personaje que es Gil Cervantes, comenzamos por pedirle que nos platicara de experiencias clave que lo han encaminado a donde está ahora.

Ninguna carrera es fácil, y la única constante es el trabajo. Así, ensayando en un cubículo de estudio, a Gil se le presentó la oportunidad de formar parte de una de las bandas tapatías de rock en los 90’s: La Dosis.

El tiempo que estuve con La Dosis me conectó con muchísima gente; aprendí lo que a muchos nos toma varios años. El proceso fue muy acelerado, fue inmediatamente grabar un disco, estar en una disquera transnacional, tener giras internacionales y una exposición mediática fuertísima.

Cuando se termina abruptamente La Dosis, fue un shock. Pero a mí me ayudó a canalizar rápidamente qué quería hacer, y era seguir estudiando.

Becado por una de las mejores escuelas de música del mundo: Berklee College of Music, a Gil se le abre una nueva oportunidad para descubrir otro mundo dentro de la industria de la música mundial.

Era impresionante que, dentro de un radio de 1km, convivíamos músicos de todo el mundo. Sobre todo estudiantes -súper talentosos-, pero que van a lo mismo que tú: a buscar oportunidades.

Y bien, ¿qué es lo que conecta la pasión de un artista con el empuje y trabajo que implica desarrollar un festival internacional de música?

En ese tiempo conocí a Gilberto Riveras, que era mi empleador. Él desarrolla programas educativos y yo aprendí mucho con él de cómo estructurar, cómo interactuar con el contexto social de la educación, a quién va dirigido… Un tema de investigación social enfocado a la creación de programas educativos.

Cuando decido regresar a México, yo ya venía desarrollando un programa intensivo de jazz para Guadalajara. Me reúno con Sara Valenzuela y así nace Fundación Tónica.

Lo que siempre nos planteamos fue que debía ser internacional.

La inmersión total de estudiar música, trabajar como músico, realizar labores de gestión y armar un programa académico hacen del perfil de Gil uno único. En su camino a conformar un festival internacional, seguramente es rico conocer algo de las exigencias del artista, del programador y del público. De esta manera, se pueden atender estos requerimientos más fácilmente.

El vivir en carne propia las carencias y los beneficios de esta profesión ocasiona replantearte las necesidades del artista en un festival. Incluyendo que no había escuelas de música que enseñaran jazz.

Volteas y dices: esto es lo que falta en Guadalajara. A mí me gustaría, como músico, tener esta información; como público ver esto, como programador presentar esto por su importancia y la tendencia de la música mundial.

“El espíritu del jazz es la fusión”

A pesar de que el jazz esté mutando muy mezclado con la música contemporánea; y concretamente en Guadalajara, con música popular y música mexicana, creo que es importante el homenaje a los fundadores o los grandes hitos que definieron, en su momento, la dirección que tomaría el movimiento mundial de un género musical.

Gil Cervantes es trompetista, y no fue casualidad que el homenaje que se realiza este año es a Miles Davis, el monstruo de la trompeta con las composiciones y apoyo del compositor canadiense, Gil Evans.

Creo que el primer trompetista que escuché fue a Miles Davis en el jazz. De lo que me enamoré fue de su intimidad en la trompeta.

Muchas de las cosas que yo he hecho tienen que ver con el estudio de Miles y de su trayectoria como músico. A lo largo de su carrera cambió la trayectoria de la música, se dice que cada diez años cambiaba la corriente.

La orquesta que dirigirá Gil este jueves en el Teatro Diana es la Gil Cervantes Jazz Orchestra, y fue formada por el músico desde sus años en Boston. Esta vez se compondrá de grandes músicos, incluyendo a tres ex-alumnos de La Ferro. Alán Fajardo [trompeta], Frankie Mares [batería], Carlos Vilches [contrabajista], Arturo de la Torre [trompeta]. Como solista estará la trompetista canadiense Lina Allemano. Y acompañando un tema con la voz, Mónica Zuloaga.

Poder sentir la música sobre un escenario, después de estar fuera de ellos por poco más de dos años, hace que mis neuronas me reconecten con muchas cosas que tengo ahí guardadas.

Algo que se aplaude del Jalisco Jazz Festival es su apoyo a los creadores locales con el área de formación y exhibición que se tiene para músicos que están comenzando con un camino profesional, o que ya se comienzan a consolidar en la escena local del jazz.

Nosotros queremos profesionalizar a los músicos locales. Dependiendo del desarrollo de la carrera de cada banda, se presentarán en diferentes foros. Cada escenario es un aparador.

En estos ánimos de promover el arte local de los músicos que hacen jazz en Guadalajara, el Jalisco Jazz Festival alienta concretamente a dos bandas que este año estrenan disco: Cienfuegos y Dirty Black Beans. La primera estará en Plaza Liberación el 2 de agosto a las 19:00hrs y los DBB en Teatro Diana este sábado 29 a las 20:30hrs.

Presentación dentro del Jalisco Jazz Festival:
Jueves 27 de julio

La Música de Miles Davis y Gil Evans
Teatro Diana
20:30 hrs

Puedes buscar más bandas con nuestro hashtag #SombraRecomiendaJazz, el nombre de esta mini-sección. ¡Compartamos la música, escuchemos jazz!

Volteo hacia arriba cuando paso abajo de un árbol, tengo palabras favoritas para pronunciar, leer y escribir. Me gusta la cultura callejera: la que se escucha en una conversación ajena, o en la mezcla de géneros de un músico local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *