Música

Una velada con Cienfuegos

Este siete de abril del 2017, músicos se perdieron en el placer de compartir con el público y la banda sus creaciones, estallando dentro delAndén Foro Culturalen el centro de la ciudad.
La David Chansonabrió la noche, pareciendo que los instrumentos y cada integrante congeniaban y se compartían entre ellos sobre el escenario. Esta banda es un tanto seductora con cierta jocosidad, pues sus composiciones, hasta cierto punto creaciones “caseras”, estaban donde querían estar.

La Guíshi Funk continuó, con un toque más campestre y un sube y baja de emociones. Su sonido es bohemio y pasional, y el misterio es un atractivo que causan al público. Un ritmo interesante llevaban en sus manos; bailaban en los instrumentos con un goce interno que se convirtió en colectivo al salir de las bocinas dentro del Andén.


Llegó la hora de que Cienfuegos pisara el escenario, trayendo consigo más de una propuesta (que era el pretexto de la reunión): su álbum debut Cienfuegos. El evento fue también oportunidad de presentación de la producción audiovisual de su sencilloHormigasy su siguiente lanzamiento discográfico, Bestiario Sonoro.

A partir del rock progresivo y el jazz Cienfuegos crea -con animales prehispánicos y literatura mexicana- innovadores temas. Canciones comoCenzontle,SerpienteyJaguarnos emocionaron con video proyecciones que unían lo visual con lo musical, haciendo que la emoción habitara en el aire. Esta banda logra tener una introducción, un desarrollo y un cierre que no afloja en cada tema, llevando al público por esas historias que transmiten con su música, que al fin de cuentas es poesía…

 

La propuesta local está cuidada con toques de frescura, cada integrante se enfoca en su papel al unísono, creando placer dependiendo de las vibraciones y la interacción entre los integrantes.
Se arriesgan juntos, proponen en este nuevo disco sonidos y ambientes mexicanos dentro de los temas. Paco Pérez-Rul, a la guitarra, llama la atención por su pasión y robando unas cuantas sonrisas, Fer Franco ataca la batería y hace explotar los interiores de quien lo escucha, Chen Quintero, disfrutando de su estilo cómico y divertido, aprovecha su buena vibra para compartir con la audiencia, Sara Ventura, nueva integrante, aporta algo interesante a la banda: dulzura y pasión y Carlos Rolón se desborda en el goce de estar ahí.

La velada terminó con aplausos y satisfacción del público por abrir sus sentidos a propuestas locales y de los músicos por poder hacer resonar su razón de ser en corazones ajenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *