Música

Ulysses Owens Jr. da una velada inolvidable de jazz

Primer concierto del ciclo de Jazz NY Jazz All Stars: con Ulysses Owens Jr., baterista que no conoce la vida sin baquetas desde que tiene dos años.



Con su construcción como hundida, el Teatro Vivian Blumenthal podría pasar por un pub inglés de los 60’s si no fuera por las butacas. 

La gente que formaban la fila a lo largo del lobby, ya se encontraba ocupando los asientos en media luna, esperando el primer concierto del segundo ciclo de jazz New York Jazz All Stars del Lincoln Jazz CenterCultura UDGDe Quinta Producciones y FIMPRO. El ciclo pasado tuvo una gran recepción, formando -con este segundo- un círculo de quienes son asiduos al jazz, que se suelen encontrar mes tras mes en los conciertos.

El plan de conciertos ya está hecho, prometiendo un año entero de conciertos de la más alta calidad, con músicos de talla grande, que visitarán varias ciudades en México, incluyendo Guadalajara, CDMX y Puebla.

El primer concierto fue del baterista egresado de Juilliard, en NY. Ulysses Owens Jr. se presentó con su quinteto, conformado por músicos jóvenes que prometen ser los nuevos grandes del jazz, como dicen muchos críticos musicales.

Benny Benack III
La misma riqueza de tener cinco instrumentos sobre el escenario, hicieron que variara el ritmo del viaje en el que se unieron los espectadores. En cada interpretación había amplios espacios para la improvisación de cada músico. Todos virtuosos y con un amplio conocimiento del instrumento que acariciaban y sobre el que mandaban, dándole un clímax a cada solo y al tema en general.

Ulysses Owens Jr.
Ningún instrumento predominó en las piezas, era un juego balanceado de lenguajes y personalidades. Mientras la trompeta daba brillo y carisma a las piezas, el contrabajo sostenía una cortina translúcida; como las que se ponen en las ventanas para dejar pasar la luz del día sin que lastime los ojos. El piano, con pinceladas de piano clásico, daba elegancia, elevando del suelo la mente, que con el saxofón bailaba entre los ritmos bien marcados y decorados por la batería.
Yakeshi Ohbayashi
Hubo una conexión verdadera entre el quinteto y el público que limita el pequeño foro. Desde aplausos al ritmo de la música, hasta cantos en conjunto con It don’t mean a thing (cover que cerró el concierto). Los músicos se vieron contentos y agradecidos con los organizadores y con la audiencia: No somos nada sin ustedes, sin un público que nos escuche.” fueron las palabras que Ulysses Owens Jr. dijo para agradecer la oportunidad de tocar a un público que raramente conocería sin iniciativas como ésta.

Matthew Rybicki
Con un rango amplio de melodías, hubieron puntos en la noche en las que -sólo en trío de bajo, batería y piano- la velada se volvió más seria y contemplativa, con luz en un piano suave y que acaricia el alma. Sin embargo, cerraron con temas que, si no hubiera sido por las butacas fijas en el suelo, la gente se hubiera parado a bailar, con frases muy tropicales y casi latinas.

Braxton Cook
Está de más decir lo mucho que se disfrutó el concierto, que valió la pena salir del confort de la casa para asistir al Vivian Blumenthal por una noche inolvidable:
Jazz        |   Netflix 
1       |      0




Volteo hacia arriba cuando paso abajo de un árbol, tengo palabras favoritas para pronunciar, leer y escribir. Me gusta la cultura callejera: la que se escucha en una conversación ajena, o en la mezcla de géneros de un músico local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *