Cine

El Lugar de las Flores, entrevista con Héctor Ibarra

Entrevista Héctor Ibarra
Película: “El Lugar de las Flores”
Para el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG)
Texto: Carmen De La Torre


El cine ayuda al humano a contar historias, a plasmarlas y volverlas realidad. Todas las películas tienen un corazón latente, tienen el trabajo, el ingenio y cariño de la gente que las realiza.

 

Como decía el director de cine estadounidense Orson Welles “Es imposible hacer una buena película sin una cámara que sea como un ojo en el corazón de un poeta” y eso es justo lo que hicieron los realizadores del largometraje tapatío “El Lugar de las Flores”, el cual es parte de la selección oficial del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) y compite por el Premio Mezcal.

Sombra Emergente pudo sentarse un rato a platicar con Héctor Ibarra, el director de esta película, quien nos conto sobre el proyecto y la experiencia de hacer cine independiente en México.


“Cuando hicimos la película fuimos impulsados por las ganas; decidimos que lo que queríamos era hacer cine. Hemos visto en festivales mucho cine de jóvenes, entonces pensábamos que podíamos hacerla, y lo hicimos” cuenta Héctor.

El crew del proyecto contaba con Sergio Martínez (producción); Manuel Acuña (fotografía); Rubí J. Pérez (audio) ; Mareike Görnemann (diseño de producción) y Héctor Ibarra (director). Cinco estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), de la carrera de Comunicación y Artes Audiovisuales que en el verano del 2014 decidieron que era hora de contar una historia bajo sus propios términos.

“Yo lo que quería era contar la relación de un padre y un hijo. Me interesaba trabajar eso, la paternidad y cómo es si un papá es el que tiene que hacerse responsable de sus hijos, entonces nos planteamos la cuestión afectiva: si sólo son el padre y sus hijos, ¿qué pasa con el afecto que dan las madres?, ¿qué pasa con toda la comunicación?, ¿dónde queda todo eso? En la película remarcamos que no hay afecto, es una relación con mala comunicación”

En este largometraje de 77 minutos situado en el poblado de Suchitlán en Colima, vemos diferentes temas a tratar, desde la relación familiar, el trabajo artesanal de máscaras hasta la migración. Temas que atrapan al espectador, lo vuelven cercano a los personajes y que lo invitan a formar parte del entorno en el pueblo.

“Los temas salen a partir de que generas una historia y te sientas a observar lo que pasa donde vas a grabar o lo que pasa en donde vivimos. Aunque es una historia situada en un contexto rural, creo que es una historia que nos compete porque es una historia que pasa en casi todas las familias”


Y el contar historias en cine requiere más de solo un guión, hay todo un equipo de gente dedicada detrás de los proyectos. En “El Lugar de las Flores” todos los miembros sabían que eran un equipo, que cada uno tenía habilidades diferentes a los otros y que podrían contribuir con ese conocimiento para completar la visión del director.

“Trabajamos de una forma en la que todos aportamos desde lo creativo. Teníamos muchas visiones, establecíamos diálogos y construíamos la película entre todos.”

Visiones y talentos que se ven plasmados en el largometraje. Un ejemplo de esto es la fotografía (a cargo de Manuel Acuña) la cual nos brinda un panorama muy natural, tenemos iluminaciones suaves, colores contrastantes, planos generales donde apreciamos la belleza natural del lugar o planos close ups donde conocemos más a fondo a los personajes bajo luces cálidas claroscuras. Debido a que el crew era reducido y los equipos de iluminación como luces ARRI o LEDs muy pesados, los integrantes del proyecto se las ingeniaron para crear sus propios dispositivos de iluminación y de esta manera hacer mucho más práctico el rodaje.

“Trabajamos con focos de filamento, focos LED, con difusores, filtros. Todo muy manual y muy pequeño. Éramos un grupo de cinco personas, teníamos que utilizar equipo de iluminación sencillo, grabar con lo que hay en locación, tratar de no alterar el entorno, ni las cosas. Para nosotros era aprovechar lo que teníamos a la mano” cuenta Héctor.

Cada día del rodaje ya había sido previamente planeado con dedicación y minuciosidad, cada toma ya había sido pensada y anotada, cada dialogo había sido escrito y rescrito. Es un proyecto con dedicación y mucho esfuerzo, el cual se vio recompensado al ser seleccionado en el festival de cine, porque eso significaba una cosa:

“La noticia de haber quedado seleccionado significaba poder estrenar y eso significaba poder compartir el trabajo. Cuando recibimos la noticia supimos que valió la pena porque íbamos a poder ver la película en pantalla grande. Es la experiencia del cine, que es lo que nos gusta a nosotros”

Es indudable que para estos jóvenes fue un recorrido lleno de aprendizajes al hacer este largometraje. El que dedicarán su tiempo, sus ganas, sus fuerzas y sobre todo su talento y habilidades, hará de “El Lugar de las Flores” una experiencia audiovisual muy íntima y muy sincera. Lo bonito del cine y de hacerlo de una manera independiente es que se hace cine con corazón. Es ver crecer un proyecto al cual le pusiste el 100% de tus ganas e ir de la mano con él hasta su desarrollo final; eso como audiencia se siente en el ambiente al proyectarlo en la pantalla grande.

Al final, como buen hermano mayor de las demás generaciones de Artes Audiovisuales en el ITESO, Héctor nos dejo sus aprendizajes más grandes.

“Son muchas cosas (risas) podría hacerte un libro, un manual. La primera sería que hagan amigos, es muy importante tener amigos con los que puedas trabajar. Hacer cine es hacer equipo. Segundo, que sepan pedir las cosas y que se atrevan a hacerlas. Todos estamos en la misma, aunque tengas una película es el mismo miedo que te da al hacer otra película; y aunque no tengas ninguna película es el mismo miedo que te da, es lo mismo que vas a sentir toda la vida, entonces si no empiezas a atreverte a hacer las cosas nunca lo vas a hacer”

“El Lugar de las Flores” tiene las siguientes exhibiciones en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) que son importantes que no te pierdas:

  • 5 de marzo a las 19:00 horas en el Cineforo UdeG.
  • 6 y 7 de marzo a las 18:00 y 16:00 horas en Cinépolis Centro Magno .
  • 11 de marzo a las 16:00 horas en el Museo de Arte Zapopan (MAZ).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *