Circo Entrevistas Teatro

Caras Vemos: todas de Jorge Reza

Jorge Reza da en el clavo ofreciendo un show de entretenimiento y una pizca -un poco difícil de tragar- de conciencia social al público en el Foro Periplo.



El sábado 19, Foro Periplo recibió a grandes y chicos para el espectáculo “Caras Vemos” del actor físico y clown Jorge Reza. El aforo de poco menos de 150 personas quedó lleno casi en su totalidad.
Jorge Reza entró en escena desde atrás de las gradas, con mugre en la cara y vistiendo un voluminoso abrigo café deshilado y con parches. 
Ya sobre las tarimas, comenzó a hacer reír a la gente mientras jugaba con un papel periódico roto que hacía de falda hula hula, baqueta y peluca de Bob Marley: mostrando todo lo que la imaginación es capaz de crear en torno a un mismo objeto. También se entretuvo malabareando con un su pocillo y la única moneda en él. Todo esto sin pedir (ni recibir) dinero a cambio.
Entre sus pertenencias, tenía una radio: en la que sintonizaba estaciones para poder escuchar música mientras hacía otras cosas. Sin embargo, constantemente se veía agredido por mensajes que lo conectaban con otras realidades:

Eva Angélica: la monja

Con una máscara, un gran rosario y una espalda encorvada, Jorge Reza se convirtió en una monja inmersa en el fanatismo religioso. Culpaba de satanismo cualquier acción vanguardista; por esa razón, buscaba desesperadamente la manera de conectarse con los jóvenes.

El rap es su solución, por lo que reta a un miembro del público a un concurso de rap, el cual rápidamente se convierte en una conversión religiosa del mismo.

A pesar de las carcajadas provenientes del público por el rap del Ave María y las creencias arraigadas de Eva Angélica, ella llevaba a cabo su labor con seriedad: muteando el mundo exterior.


Tino Gutiérrez: el oficinista

La radio vuelve a interrumpir al pobre vagabundo que sólo quiere música de fondo: inventando deseos de ambición y éxito. Tras una descarga eléctrica donde parecen transmitírsele los ideales capitalistas se convierte en un empleado de una gran corporación.
El uniformado con una camisa a cuadros y un moño rojo al cuello vive con la sola esperanza de ser promovido. Después de varias decepciones y de aceptar que nunca quiso terminar en ese trabajo, que su sueño era otro, busca rebelarse y, con sus propios medios, tomar el riesgo de arrebatar el gran saco de dinero que lo hace salivar. 
Claro que eso tampoco resulta como lo deseó.



Aquiles Castro: el oficial

La última transformación del versátil Jorge Reza es a un oficial policiaco. Que con el pecho de fuera, brazos separados y tensos, abusa de su poder al querer asustar con cuestionamientos directos a algunos miembros del público. 
Con una actitud de prepotencia -clásica de las autoridades- Aquiles compartió “su lado más humano”, al enseñarnos su proyecto personal de cocina: una analogía fría y cruda.

En ella nos mostraba cómo cocinar gallos locos: diferentes técnicas de tortura para aflojarlos…

“No se preocupen por ensuciarse las manos”


Mientras afuera, una ruidosa manifestación en pro de la lucha de Ayotzinapa hizo que -ya fuera por distracción o desesperación- la olla donde cocinaba a los gallos.. se prendiera en llamas.

“Pero no se preocupen, mientras la gente se quede calladita, 

siempre va a haber qué cocinar”

Después de esa confusa pesadilla, Jorge Reza volvió a la normalidad: a ser un simple vagabundo que buscaba la alegría en las cosas más esenciales de su vida. Mientras jugueteaba con un globo blanco que encontró en el basurero, una voz en off describía un mundo sin extremos: sin hipocresía ni una conciencia regida por una doble moral. Un mundo guiado por el amor y las ganas de vivir.

“Que nadie sea tachado ni de héroe ni de tonto por hacer lo que cree justo”





¡Platicamos con Jorge Reza!

El mexicano recientemente becado por el FONCA nos compartió que fue con esa beca con la que realizó el show Caras Vemos. El estreno de la misma fue el 22 de marzo de este año, y planea seguir presentándola este y el próximo año.
Es una obra exclusiva para Hispanoamérica, por los temas sociales, políticos y religiosos que se tocan. Ya tiene planes para llevarla a Chile y España, a parte de al interior de la República Mexicana, como al D.F., a Veracruz y Morelos.
Después de realizar la obra -que entra en el género cabaret por la fusión de disciplinas dentro de ella y la propuesta contracultural al contexto- se encontró con el renombrado director Sigfrido Aguilar, quien le ayudó con la dirección de Caras Vemos. Con el tiempo se le agregaron más colaboradores, como Valeria López (productora) y Jesús Núñez (iluminador).
Por el concepto de relevancia y crítica social de la obra, Caras Vemos se irá adaptando al contexto de donde se presente: abordando distintas situaciones, con fin de empatizar y movilizar a los asistentes.
Para seguirle la pista con sus performances de Delirio Culinario (en donde personifica a un carismático chef) y Caras Vemos, sigan su compañía de circo en Facebook: Circonciente Circo Teatro.

ÁLBUM DE FOTOS

Volteo hacia arriba cuando paso abajo de un árbol, tengo palabras favoritas para pronunciar, leer y escribir. Me gusta la cultura callejera: la que se escucha en una conversación ajena, o en la mezcla de géneros de un músico local.

0 thoughts on “Caras Vemos: todas de Jorge Reza”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *