Artes Visuales Música Plásticas

El Presente de Nuestras Raíces

Teu Lloc (restaurant/bar/galería) fue la morada del magno evento traído por el colectivo Ave de Luz. Los días 15, 16 y 17 de mayo, cuatro artistas presentaron una selección de sus obras en una galería que mezclaba diversas técnicas artísticas, entre ellas: pintura, fotografía, diseño y artesanía. A parte de la exposición fija de las piezas, los artistas compartieron su experiencia durante su elaboración con los invitados.
Hubieron diferentes actividades paralelas durante las veladas, las cuales fueron desde conferencias hasta música en vivo. La primera tarde, el recinto disfrutó de una conferencia en la que José Jorge Sánchez Muñoz dio su testimonio como artesano. Habló de la importancia del arte en México y de la falta de acercamiento a éste. El artesano ha sido reconocido nacional e internacionalmente y fue la inyección de energía necesaria para inaugurar lo que sería una experiencia llena de colores, texturas y mucha música para todos los asistentes.

Como demostración de la música hecha con los instrumentos artesanales hechos por Beto Mata, el grupo de música prehispánica de la Universidad Marista de Guadalajara hizo su aparición los primeros dos días del evento. Los instrumentos de viento fueron utilizados para acompañar ritmos macizos, arpegios en guitarra y la voz de tres participantes del grupo.

Así mismo, la gente coreó un sinfin de canciones en la noche bohemia que ofrecieron organizadores e invitados de El Presente de Nuestras Raíces.

El viernes 16 la gente pudo presenciar el body paint que se llevó a cabo en vivo por la pintora y diseñadora parte del colectivo. Se expuso la galería y por la noche la banda de punk/rock alternativo Navit dio sus estudiados golpes a la batería y rasgueos al bajo y guitarra de sus tres integrantes.

El cierre de la noche lo hizo Fernando Azul, quien como introducción explicó que su participación contaba con “poemas escritos en maya, víctimas de la traducción errónea de Google Translate (c)”. Su  presentación completa era una paradoja: poemas prehispánicos mezclados con música electrónica, una paradoja del presente de nuestras raíces. Ahí mismo mi mente hizo catarsis, conectando puntos que divagaban sueltos en mi cabeza. ¿Qué interpretamos ahora de lo que fue? Porque todo cambia, el tiempo pasa: de cuando se escribe a cuando se lee. La traducción e interpretación pone bajo el reflector al receptor, la forma de su recipiente, su contexto. Él será quien perciba el arte con los ojos con los que él ha llorado, con los que ha visto florecer su entorno y con los que ha visto transformarse en su reflejo. Fernando Azul nunca levantó la mirada a los asistentes, como atrapado sin salida dentro del mundo alterno que creaba con su guitarra. Y así, en su egoísmo, era el más honesto.


El sábado 17 de mayo el restaurante albergó la mayor cantidad de asistentes que sus paredes habían acogido durante los tres días. Una magnífica charla entretuvo a los presentes como parte de la ceremonia de clausura. Adrián Reynoso tocó temas esenciales como la transformación del arte, la cual va de la mano con la evolución de la sociedad. Entregó misiones de animar y apoyar a los artistas emergentes, que florecen todos los días en Guadalajara, “uno de los semilleros culturales más grandes de México, si no es que del mundo”. Mencionó como base del arte y de la cultura la empatía: conectarse con el mundo exterior, ser sensible a él para entonces crear por y para él.

Para terminar con broche de oro, Shemot dio un último pincelazo a la ópera prima de Ave de Luz con el metal progresivo que hizo vibrar los muros del Teu Lloc, como el fuerte temblor antes de dejar ir a alguien en un abrazo. En cinco instrumentos construyeron una ola de energía que arrasó con espectadores, quienes gritaron y aplaudieron de principio a fin de la presentación.

El trabajo en equipo del colectivo Ave de Luz dio como resultado que cada día el Teu Lloc estuviera más lleno de entusiastas del arte que se fueron contentos de experimentar un acercamiento tan íntimo de quienes no tienen miedo de saltar al abismo de lo desconocido, de lo grande.

Ave de Luz es:

Beto Mata- Artesanía y música

Ricardo Robles- Fotografía y música

Alma Villanueva- Diseño y pintura

Paulina Olvera- Pintura 

Roberto Roa- Inteligencia Corporativa

Volteo hacia arriba cuando paso abajo de un árbol, tengo palabras favoritas para pronunciar, leer y escribir. Me gusta la cultura callejera: la que se escucha en una conversación ajena, o en la mezcla de géneros de un músico local.

0 thoughts on “El Presente de Nuestras Raíces”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *